Seleccionar página

Las celebraciones nupciales están llenas de historias, tradiciones y símbolos que se mantienen con el tiempo. Un ejemplo de ello son las arras de boda.

Cada rito tiene un significado especial, especialmente dentro de la ceremonia católica. Todos tienen raíces en el pasado y sus orígenes se remontan a tiempos lejanos. Entre ellos encontramos:

  • El color blanco del vestido novia
  • Un lazo para unir a los prometidos
  • El anillo de compromiso y las alianzas
  • Ramo de novia que puede entregarse a la Virgen

Entonces ¿Cuál es el origen de las arras de boda? ¿Qué significado tienen dentro de las nupcias?

Uno de los antecedentes lo ubicamos en la Antigüedad, en el Viejo Oriente, en donde se tenía como costumbre entregar dinero o bienes en especie al cerrar un trato.

Para aquellos tiempos los matrimonios eran acordados, por lo que al momento del compromiso se hacía entrega de este material con lo cual las familias demostraban su intención de formalizar la unión.

Más tarde fue incorporado el concepto de “arras esponsalicias”, hecho por el Derecho Romano para legislar sobre este tipo de garantía monetaria a través del cual se sellaba ese compromiso entre dos familias.

Tal costumbre caló hasta la España medieval, en donde un matrimonio no podía reconocerse ante la Iglesia sin entregar las arras de boda, lo cual continuaba como una cesión de patrimonio, especialmente del novia para la novia.

Existe otra historia que asegura que las arras de boda significaban una especie de premio por la virginidad de la prometida, quien podía disponer de las mismas hasta que engendrara un hijo.

Aunque el significado antiguo se aleja del actual, estas 13 monedas fueron incorporándose como uno de los obsequios que los novios intercambiaban con otros regalos de gran valor.

 

13 monedas como arras de boda

 

arras de boda con monedas normales

Por más pequeño que sea, cada elemento de la ceremonia tiene una gran historia para contar, por lo que siempre es importante conocerla para saber su significado.

Un ejemplo es el color blanco de los vestidos de novia corte princesa, el cual fue usado por primera vez en el siglo 13 por la reina Victoria de Inglaterra.

Los pasteles de boda tienen su origen en una receta de trigo y sal. Esta era partida en la cabeza de la novia, como un llamado a la fertilidad de la pareja.

Aunque parezca contradictorio, el número 13 reúne momentos y lugares en donde ha sido asociado a la buena suerte.

En la ceremonia nupcial, son 13 arras divididas en dos grupos: 12 de ellas significan los bienes repartidos durante los 12 meses del año y la otra simboliza el hecho de compartir con los desamparados.

En principio, la moneda 13 era de bronce. Ahora, en la actualidad son 12 monedas de oro y la última es de platino, aunque también pueden acuñarse en plata u otro metal mientras conserven siempre el mismo tamaño.

Por otro lado, tal y como explicamos que en la Antigüedad tenían el significado de asegurar el matrimonio, en la actualidad se traducen en el deseo de prosperidad para los novios.

De igual forma, las arras de boda significan la promesa de proteger y compartir los bienes de la pareja, aceptando las responsabilidades propias de un matrimonio para que nunca les falte nada en su vida.

Por otro lado, existen parejas que eligen 13 monedas de plata que incluyen escenas bíblicas. Existen colecciones de arras de boda con imágenes de algunos Papas de la Iglesia católica o de reconocidos reyes.

También existen novios que diseñan sus arras de boda con un toque personal, usando citas o fotos.

 

Dónde se llevan las arras de boda

 

dónde se llevan las arras de boda

En diversos países del mundo los novios nombran a sus padrinos de boda, quienes asumen algunas responsabilidades dentro de la ceremonia.

Es así como ellos contribuyen con el lazo, la Biblia, los recuerdos, el servicio de música o las arras de boda.

Existen otros casos en los que al ser joyería para arras de boda, se convierten en patrimonio de la familia y pasan de generación en generación, otorgándoles un significado especial.

Bien sea que las costeen o no, por lo general son los padrinos de arras quienes las llevan al altar durante la ceremonia, en donde el sacerdote procederá a bendecirlas.

Una vez que el sacerdote bendice las arras de boda, se las entrega al novio quien luego se las da a su novia. Ella las recibe con sus manos abiertas.

Después es repetido el mismo gesto, siendo la novia quien le ofrece las arras a su futuro esposo. De hecho, existen dos formas de acuerdo al rito elegido:

  • En el rito romano ambos pronuncian el nombre de su pareja y luego dicen: “recibe estas arras como prenda de la bendición de Dios y signo de los bienes que vamos a compartir”.
  • Por su parte, en el rito hispano, el cónyuge que hace entrega de las arras de boda pronuncia el nombre de la pareja y dice: “estas arras te doy en señal de Matrimonio”. El que las toma dice: “yo las recibo”.

De esta forma, es sellado el compromiso de mantener la estabilidad económica en la nueva pareja.

Una de las curiosidades en torno a este ritual es que en la antigüedad, el novio entregaba las 13 piezas y ella no las devolvía. Como ya explicamos, actualmente el intercambio es mutuo.

 

Arras de boda civil

 

La entrega de arras de boda no tiene carácter obligatorio dentro de la ceremonia por la Iglesia, por lo que también puede realizarse en el matrimonio civil.

Generalmente, las bodas civiles tienen menor duración que las eclesiásticas por lo que no tienen tantos rituales. De hecho, las arras de boda civil no se estilan aunque si los novios quieren incluirlas, tienen la potestad para hacerlo.

Por supuesto, en el caso que la pareja decida incluirlo, el momento adecuado para realizarlo es después que realicen la entrega de los anillos de boda.

Aquí no requieren que las arras pasen por el oficiante, sino que los propios novios se las entregan el uno al otro. Las palabras a decir al dar y recibir las piezas quedan a criterio de la pareja, por lo que pueden dejarse llevar por su inspiración.

 

Cómo llevar las arras al altar

 

precio de las arras de boda

Otra de las formas de cómo llevar las arras al altar es con los más pequeños de la familia, quienes se convierten en los protagonistas.

Los pajes pueden llevar las arras y los anillos hasta los novios, llenando de alegría, ilusión y una que otra lágrima tan hermoso momento.

Un punto importante es que deben escogerse niños que no sean tan pequeños, debido a que se corre el riesgo de algún percance como extraviar las arras camino al altar.

De todos modos, recomendamos guardar las arras de boda en un pañuelo blanco (puede incluir las iniciales de los novios), envolverlas y hacerles un pequeño nudo con lazo o rafia, a manera de que sea fácil de deshacer.

Así, en caso que los pajes tengan algún percance, nos aseguramos que las 13 monedas estarán juntas.

No obstante, la oportunidad de ver a los niños con sus vestidos, fajines, corona y zapatos es una experiencia inolvidable para todos. Los diseños con inspiración medieval o con tendencia campestre es lo que está en la palestra actualmente.

Como mencionamos arriba, muchas familias conservan la tradición de pasar las arras de padres a hijos en su boda eclesiástica, situación similar a la que ocurre con el velo de novia y otros complementos.

Además del significado popular de las 13 monedas, se le adiciona el usar piezas que han trascendido de generación en generación.

Un dato interesante nos revela que en el pasado, las arras tenían un valor del 10% al 50% de la propiedad del novio o su herencia, de acuerdo a la época y lugar.

También podían agregarse regalos hasta cierto precio, el cual aumentaba si la novia también hacía regalos.

La esposa podía disponer de las arras hasta que tuviera hijos, quienes tenían el derecho a tres cuartas partes de las piezas.

 

Arras de boda bíblicas

 

arras de boda bíblicas

Existen joyerías en línea que le ofrecen a la pareja arras de boda bíblicas, con sus 13 monedas elaboradas en plata de ley, con un estuche especial de joyería para la ocasión, lo que permite conservarlas para siempre.

Contienen imágenes de momentos especiales que aparecen en la Biblia, como por ejemplo la creación de Adán y Eva. Igualmente incorporan frases detrás de cada moneda.

Dependiendo del material y la joyería, la pareja puede encontrar arras de boda baratas, con la representación de algún pasaje del Sagrado Libro.

 

Precio de las arras de boda

 

Para el caso de la pareja que no tiene la suerte de heredar las arras de boda, puede consultar algunos modelos en este artículo, así como acercarse a las joyerías de su localidad.

Recordemos que el precio de las arras de boda puede atender a los colores que deseen otorgarle a su ajuar nupcial. De acuerdo a su presupuesto, existen diversos modelos y estilos.

Si tienen un joyero de confianza, también pueden consultarle de acuerdo al presupuesto que manejen.

Probablemente pueda armar un paquete especial en el que sean incluidos los anillos de boda, así como algún otro complemento.

Lo más importante, es que indistintamente de la opción que elijan, los novios se convertirán en marido y mujer. ¡Enhorabuena!

Compartir es vivir...